10 Conceptos importantes sobre Hipoglucemia e Insulinoma Canino

Preguntas y respuestas sobre v-gel® en perros
15 septiembre, 2022

1.- Las hipoglucemias, pueden llegar a ser una urgencia en la consulta de pequeños animales debido a la sintomatología asociada que pueden presentar: debilidad, claudicación, ataxia, fasciculaciones musculares, convulsiones o desvanecimientos, pudiendo llegar a ocasionar coma y muerte.

2.- Como norma general, podemos considerar que nos estamos enfrentando con una hipoglucemia cuando los niveles de glucosa estén por debajo de 70mg/dl, aunque la sintomatología puede no aparecer hasta valores mucho más inferiores

3.- La razón más habitual que hace que nos enfrentemos a una hipoglucemia son los errores laboratoriales. Hay múltiples razones que pueden conducir a que tengamos resultados de glucosa sanguínea falsamente disminuidos. Las más importantes son:

  • Los eritrocitos siguen consumiendo la glucosa de las muestras una vez realizada la extracción. Por eso mismo, se debe de separar el suero o el plasma lo más rápidamente posible. En caso de tener que conservar muestras de sangre entera (en EDTA o heparina principalmente) se debe de almacenar en refrigeración, con el fin de disminuir su consumo. Además, de cara a mandar la muestra a un laboratorio externo, es importante utilizar tubos especiales para ese tipo de muestras. Estos errores se pueden evitar disponiendo en nuestro centro analizadores de glucosa que con una gota podamos medir la glucosa inmediatamente a su extracción. Además, lo ideal sería disponer de estos dispositivos calibrados y validados para las muestras de perros y gatos, ya que los glucómetros habitualmente utilizados están calibrados para su uso en humanos, y los resultados no son los reales.
    • En los analizadores de bioquímica líquida, si hay lipemia, hemólisis o bilirrubinemia graves, los resultados que nos den pueden no ser reales por los dramáticos cambios de coloración que sufre el plasma o el suero

4.- Las causas de hipoglucemias no relacionadas con enfermedades oncológicas son:

  • Hipoglucemia juvenil transitoria: Se puede dar en animales de razas pequeñas habitualmente, en los primeros meses de vida. Están relacionados con la unión de ayuno junto a ejercicio o excitación.
    • Anorexia y desnutrición severas
    • Iatrogénicas: en pacientes diabéticos que reciben insulina. Por razones orgánicas (enfermedades concomitantes que puedan alterar los niveles de glucosa o los efectos de la insulina) o de manejo (dosis mal calculada o fallo en la aplicación del tratamiento por parte de los dueños, como puede ser el inyectar más dosis o inyectar en animales en ayunas que no pueden o quieren consumir alimentos)
    • Sepsis
    • Algunos trastornos hepáticos y el Síndrome de Addison pueden tener entre sus síntomas la hipoglucemia.

5.- Cuando nos encontremos con hipoglucemias producidas por un tumor, nos estaríamos enfrentando a un síndrome paraneoplásico. Se han descrito distintas neoplasias que pueden inducirla: carcinoma hepatocelular, carcinoma pulmonar, linfoma, melanoma oral, tumores de glándulas salivares, hemangiosarcoma y tumores derivados de la musculatura lisa. En estos casos, los niveles de insulina en sangre están en niveles normales o bajos ya que estas neoplasias sintetizan una sustancia similar a la insulina que acelera la utilización de la glucosa por parte del tumor y altera el metabolismo de la glucosa en el hígado.

6.- La principal razón oncológica de hipoglucemia son los insulinomas, los cuales son tumores funcionales de las células beta del páncreas. En la especie canina tienen un potencial metastásico muy alto. Para llegar a diagnosticarlo tenemos que encontrarnos con niveles de insulina en sangre (> 10 microU/ml) a la par de una glucosa `por debajo de 60 mg/dl.

7.- Los insulinomas son difíciles de encontrar con  medios de diagnóstico de imagen debido a su pequeño tamaño. La ecografía puede no ayudarnos a su diagnóstico por esta razón, y lo mismo pasa con las metástasis. La tomografía computerizada, en cambio, es mucho más sensible, pero necesita utilizar contraste en fase arterial para su correcta visualización. Por el contrario, tiene la limitación de que sobreestima las metástasis. Si encontramos la lesión, debemos de tomar muestras para citología, que será la habitual de tumores de naturaleza neuroendocrina, con una imagen de núcleos desnudos sobre un fondo basófilo.

8.- Por todo ello, la laparotomía exploratoria es el método de diagnóstico indicado para este tipo de lesiones, tanto para la lesión inicial como para los procesos metastásicos que nos podamos encontrar. Además, el tratamiento que mejor va a controlar la sintomatología y mayor tiempo de supervivencia consigue es la cirugía.

9.- Los tratamientos médicos, tanto pre, como postoperatorio, y, con menos eficacia a la extirpación, sustitutivos de la cirugía, se basan en dos tipos de abordajes. Por un lado, para controlar la hipoglucemia, utilizaremos dietas sin azúcares de absorción rápida y repartidas frecuentemente a lo largo del día, con el fin de intentar mantener niveles de glucosa estables. Además, usaremos glucocorticoides y, si tuviéramos disponibilidad Diazóxido.

10.- Como tratamiento citotóxico, está la estreptozotina, que tiene el inconveniente de que puede producirnos diabetes y el Toceranib fosfato, que parece que hay evidencia de respuesta en tumores neuroendocrinos.

Autor: Ricardo Ruano Barneda
Col. 4417
Acre. AVEPA
Servicio de Oncología H.V. Mediterráneo (Madrid)

* Artículo propiedad de JGLOBAL2013,S.L. Queda prohibida su copia, distribución y publicación fuera de este blog