Oncología dermatológica (parte III)
13 julio, 2021
Oncología dermatológica (parte IV y última)

Ricardo Ruano Barneda
Presidente GEVONC-AVEPA. H.V. Mediterráneo (Madrid)

TUMORES MESENQUIMATOSOS

Los tumores mesenquimatosos, sobre todo los malignos, se presentan con relativa frecuencia entre las neoplasias cutáneas y subcutáneas en pequeños animales. Con la excepción de los tumores melanocíticos, el resto se engloban, habitualmente, en los denominados sarcomas de tejidos blandos y su tratamiento habitual suele ser la cirugía con amplios márgenes.

FIBROMA

Son tumores benignos derivados de los fibroblastos. Son infrecuentes y cuando aparecen es animales mayores, con cierta predisposición en bóxer, Boston terrier, dóberman, labrador y fox terrier. Se suele presentar en cabeza y extremidades a modo de masa solitaria y bien circunscrita y alopécica.

FIBROSARCOMA

Es el tumor mesenquimatoso que se diagnostica con mayor frecuencia en piel y subcutáneo en el perro. El grado histológico nos informa de la capacidad de metástasis. Las razas más predispuestas son el Setter Gordon, Golden Retriever, Irish Wolfhound y dóberman. Aparecen en el tronco y las extremidades en los perros. Suelen ser masas firmes, pobremente delimitadas y pueden tomar aspecto multilobulado. Pueden ser alopécicos y ulcerados.   

MIXOMA Y MIXOSARCOMA

Tumor derivado de los fibroblastos con la particularidad de que contienen una gran cantidad de mucina lo que le puede dar un aspecto fluctuante y mal definido. Son poco frecuentes y difíciles de diferenciar histológicamente entre ambos.. Suele aparecer en tronco y extremidades.

HEMANGIOMA

Tumores benignos que se originan en las células endoteliales de la pared de los vasos sanguíneos. Son predispuestos los animales con pelo corto y claro. Se suelen presentar en zonas con poca densidad de pelo que reciba mucha luz solar, debido a que son tumores inducidos por radiación ultravioleta. Son lesiones bien circunscritas, de aspecto carnoso  y color rojizo negruzco. Pueden aparecer desde la epidermis al subcutáneo.

HEMANGIOSARCOMA

Tumor maligno de las células endoteliales de los vasos sanguíneos. La forma cutánea es poco común y la agresividad es mucho menor que la presentación subcutánea o la visceral. Hay predisposición en pacientes de capa corta y clara en zonas axilares, inguinales y abdominales debido a que en ocasiones están inducidos por radiación ultravioleta. El aspecto macroscópico es de nódulos o placas pobremente definidas rojizas o azuladas. Son invasivas, friables y de crecimiento rápido. Pueden tomar aspecto de un hematoma. (Fig.1)

Figura 1. Hemangiosarcoma dérmico múltiple.

El tratamiento es la escisión quirúrgica. Generalmente tienen potencial metastásico mucho más bajo que en otras localizaciones pero aun así pueden causar la muerte debido a enfermedad local o distante.

LINFANGIOMA Y LINFANGIOSARCOMA

Son lesiones de las células endoteliales de las paredes de los vasos linfáticos, que se pueden producir a nivel de dermis o del subcutáneo. Son muy raros que suelen afectar a animales jóvenes, siendo la zona abdominal e inguinal las zonas más predispuestas. El linfangiosarcoma, la presentación maligna, toman el aspecto de inflamaciones fluctuantes pobremente diferenciadas con úlceras y trayectos fistulosos de drenaje, pudiendo alcanzar gran tamaño.

HEMANGIOPERICITOMA Y TUMORES DE LA VAINA NERVIOSA

Son sarcomas de tejidos blandos de bajo grado habitualmente que aparecen habitualmente en extremidades y tronco, tomando el aspecto de masa dérmica o subcutánea multilobulada, adherida habitualmente a capas profundas suelen estar adheridas, hiperpigmentadas e incluso ulceradas.           

LIPOMA

Es un tumor benigno de los adipocitos, común en perros y más frecuente en individuos mayores y tendentes a la obesidad. La presentación más habitual es en tronco y extremidades y suele ser una masa blanda, móvil y bien delimitada. Hay una variante, denominada lipoma infiltrativo, que se caracteriza por infiltrarse en los tejidos adyacentes, lo que implica la necesidad de TC para planificar su extirpación.

LIPOSARCOMA

Es poco frecuente en perros, con mayor presencia en perros mayores especialmente  en Teckel, Spaniel y Beagle. La región anatómica más frecuente es el tercio proximal de las extremidades. Tienen una consistencia entre firme y blanda y normalmente están pobremente circunscritos.

LEIOMIOMA Y LEIOMOSARCOMA

Los leiomiomas son tumores benignos de las células musculares lisas. En la piel estas fibras se localizan en los músculos erectores del pelo, paredes de los vasos sanguíneos y en la dermis profunda de las zonas genitales. Aparecen en vulva, periné, ingles, cabeza o zona dorsal. Como masas solitarias y bien circunscritas. La variante maligna, el leiomiosarcoma son más excepcionales y agresivos localmente.

LEIOMIOSARCOMA

Son la versión maligna de los leiomiomas.

Son muy raros y suelen aparecer periné, tronco, extremidades y cara. El aspecto habitual es de pequeñas masas duras no ulceradas. Pueden aparecer en peros y gatos, normalmente pacientes geriátricos.  

El tratamiento suele ser quirúrgico agresivo para evitar recidivas. Suelen ser de bajo grado con lo que no suele requerirse tratamientos coadyuvantes.

MELANOMA CUTÁNEO

El melanoma cutáneo aparece  en animales mayores, con más frecuencia en perros que en gatos. La presentación cutánea del melanoma tiende a aparecer en zonas con pelo, pero sin predisposición anatómica y suelen tener un comportamiento benigno (85% de los casos), a diferencia de otras localizaciones anatómicas como cavidad oral o uniones mucocutáneas que suelen ser muy agresivos. Hay predisposición racial para la aparición de lesiones malignas, como es el caso del caniche.

Los melanomas de comportamiento benigno son lesiones bien definidas, móviles, de tamaño pequeño y muy pigmentados, y los de comportamiento maligno son de crecimiento rápido, de tamaño más grande y habitualmente poco definidos, infiltrados y ulcerados, y tienden a perder la pigmentación. El tratamiento es quirúrgico, con resección amplia en el caso de lesiones malignas. La radioterapia es una alternativa en lesiones de difícil resección. No hay descritos buenos resultados con quimioterapia sistémica.

Los melanomas subungueales son los segundos en incidencia en los tumores de base de la uña y difieren del CCE en que es menos frecuente la osteolisis. El tratamiento es la amputación (desde dedos a extremidad), pero la mitad de los casos desarrollan metástasis a distancia (Fig.2).

Figura 2. Melanoma cutáneo
Figura 2. Melanoma cutáneo.

TUMORES DE CÉLULAS REDONDAS

HISTIOCITOMA

Es un tumor benigno, derivado de las células de Langerhans y normalmente afecta a perros jóvenes, menores de 3 años. Son nódulos únicos, firmes, alopécicos y pueden estar ulcerados e infectados, y los dueños describen un crecimiento rápido. Regionalmente suelen aparecer en cabeza y zona anterior del perro. Suelen sufrir una regresión espontáneamente mediada por linfocito.

LINFOMA CUTÁNEO PRIMARIO

Esta presentación extranodal del linfoma es bastante rara,  correspondiendo al 1% de los tumores cutáneos de los perros. Se pueden clasificar, histológicamente, en epiteliotrópicos (asentadas en la epidermis), o no epiteliotrópicos (asentados en la dermis).

  • Linfoma cutáneo no epiteliotrópico: Poco común en perros. Es una infiltración de linfocitos (B o T) en la dermis, pero que se puede extender a la epidermis. La presentación tiende a ser multinodular con una rápida progresión a generalizarse.
  • Linfoma cutáneo epiteliotrópico: Más frecuente en perros. También denominado micosis fungoide y se caracteriza por la infiltración de linfocitos T en la epidermis. El cocker spaniel tiene más predisposición y los síntomas son los que encontraríamos en cualquier otra dermopatía, pudiendo ser desde eritema, inflamación, alopecia, ulceración hasta masas cutáneas definidas o procesos inflamatorios/ulcerativos de la mucosa oral, siendo frecuente la aparición de varios tipos de lesiones de manera conjunta La progresión a ganglios regionales es frecuente, pudiendo llegar a diseminarse incluso de manera sistémica.

El tratamiento es habitualmente con quimioterapia sistémica, en general con una respuesta más pobre que en los linfomas multicéntricos (Fig.3)

Figura 3. Linfocito cutáneo epiteliotrópico muy avanzado
Figura 3. Linfocito cutáneo epiteliotrópico muy avanzado.

PLASMOCITOMA CUTÁNEO

Suelen ser solitarios, de aspecto sésil, firmes y a veces alopécicas. Habitualmente nos los encontraremos en orejas, labios, dedos, cara, extremidades, tronco y cavidad oral. Las metástasis son excepcionales. No se deben confundir con metástasis cutáneas de un mieloma múltiple. El tratamiento es quirúrgico habitualmente.

MASTOCITOMA CUTÁNEO CANINO

Es un tumor derivado de los mastocitos y representa entre el 16 y el 31% del total de tumores en la especie canina. Predisposición en el bóxer, Boston terrier, carlino, labrador o Golden entre otras razas.

Sobre el 50% de las presentaciones aparecen en el tronco y sobre un 25% en las extremidades, pudiendo ser presentaciones solitarias o múltiples (10-21% de los casos). La presentación más frecuente es de una lesión eritematosa y edematosa, con cambios de tamaño y, en ocasiones, prurito. Así, su apariencia puede ser la de nódulos o placas epidérmicas de tamaño variable, normalmente alopécicas y ulceradas, o la de nódulos subcutáneos, blandos, no encapsulados y recubiertos de piel normal, con aspecto similar a la de un lipoma. Si desarrollan metástasis, lo hacen, principalmente en ganglios, hígado y bazo. Una característica de estos tumores es el signo de Darier, que se produce por la desgranulación de los mastocitos y conlleva un aumento del tamaño de la lesión con o sin hemorragia asociada, y que aparece tras una agresión al mismo: rascado, punción…

El grado histológico es factor pronóstico y guía el tratamiento a seguir. Actualmente se sigue una clasificación de dos grados basada en criterios nucleares (Kiupel).

El tratamiento se basa, habitualmente, en cirugía con amplios márgenes, seguido de quimioterapia convencional (vinblastina, lomustina…) o con el uso de ITK (Masitinib, toceranib). En casos inoperables, se ha de realizar tratamiento médico. Actualmente, existe un tratamiento intralesional con Toglato de tigilanol, pero en lesiones con unas características determinadas (Fig.4).

Figura 4. Mastocitoma con hematoma asociado
Figura 4. Mastocitoma con hematoma asociado.

TUMOR VENÉREO TRANSMITIBLE

También conocido como sarcoma de Sticker, es un tumor que se transmite por medio del coito, por lo que es más frecuente en animales no esterilizados y que vivan en zonas rurales en semilibertad.

El lugar de aparición son los genitales externos, cavidad oral y nasal, con un periodo de latencia para su desarrollo entre los 2-6 meses. En animales inmunocompetentes, están descritas las regresiones espontáneas dentro de los tres primeros meses desde la implantación. Por el contrario, en animales inmunocomprometidos están descritas las metástasis en ganglios regionales, piel, hueso, bazo y cerebro.

El tratamiento es quimioterápico, con vincristina semanal entre 3 y 6 sesiones, consiguiendo respuesta completa en un 90% de los casos.