Análisis coprológico con IA
28 mayo, 2024
Queratoconjuntivitis seca en el perro (II)
11 junio, 2024

Este artículo no es original; se trata de una recopilación de información obtenida de distintos artículos y webs. El objetivo de este es introducir un nuevo método diagnóstico y, para ello, antes debo hacer un recordatorio de la enfermedad.

La Queratoconjuntivitis seca en el perro (QCS) es una patología que requiere de seguimiento y que, en casos graves, puede provocar úlceras y opacidades corneales que pueden reducir la visión.

¿Qué es la QCS?

La QCS u “ojo seco” es una enfermedad multifactorial y compleja que afecta a la superficie ocular y que produce molestias, problemas visuales y, en algunos casos, lesiones en la córnea y la conjuntiva.

Se trata de una enfermedad crónica que afecta a muchos perros y gatos, y requiere un diagnóstico y tratamiento personalizados. Existen varias causas y tipos de ojo seco que implican diferentes grados de severidad y que requieren estrategias terapéuticas individualizadas para obtener los mejores resultados.

Por lo tanto, quizá llamarle “ojo seco” no da idea de la dimensión de la enfermedad ya que esta es mucho más que “no tener lágrima”.

Causas de QCS

Normalmente, la QCS en el perro se produce por las siguientes causas:

  • Déficit de lágrima: excesiva evaporación o falta de producción.
  • Blefaritis: inflamación del párpado.
  • Lágrima de mala calidad: alteración o falta de mucina o lípidos, que son los que forman la lágrima.

Además, hay que tener en cuenta que existen determinados factores de riesgo que pueden agravar la enfermedad, como son:

  • Edad avanzada.
  • Enfermedades como diabetes o hipotiroidismo.
  • Alergias
  • Alimentación: carencia de vitaminas.
  • Uso de medicamentos como sulfamidas, colirios (para tratar el glaucoma) o antihistamínicos (para los síntomas de la alergia).
  • Haberse realizado una cirugía ocular.
  • Razas braquicefálicas: aquellas que tienen los ojos muy saltones. En estos casos, para prevenir el ojo seco en nuestro perro, el tratamiento puede ser preventivo para evitar que lo desarrolle.
  • Tratamientos con radioterapia o quimioterapia.
  • Factores ambientales: calefacción, aire acondicionado, ambientes secos o muy contaminados.
  • Enfermedades autoinmunes.

Síntomas más habituales

Entre los síntomas más comunes del ojo seco en perros y gatos encontramos:

  • Lagrimeo
  • Sequedad ocular
  • Pérdida de visión
  • Conjuntivitis
  • Parpadeo excesivo y necesidad de rascarse los ojos
  • Molestias, escozor o dificultad para mantener los ojos abiertos
  • Mayor secreción de legañas
  • Fotofobia (intolerancia o excesiva molestia ante la luz)

Generalmente, todos estos síntomas suelen agravarse en situaciones que están directamente relacionados con un aumento de la evaporación (calor, viento, aire acondicionado, etc…)

Como se ha comentado en las causas de QCS, hay ciertas razas predispuestas a sufrir esta patología. Las razas más predispuestas a padecer sequedad ocular son las braquicéfalas. En esta categoría encontraríamos los Bulldogs Inglés y Francés, Pequinés, Shar Pei, Shih Tzu, Lhasa Apso o Carlino, por citar algunos ejemplos. Otras razas de perros que suelen padecer el síndrome del ojo seco son el Yorkshire Terrier, West Highland, Shanuzer y Cocker Americano y Spaniel.

Atento al próximo artículo, presentaré una novedad para el diagnóstico de QCS