El líder también se equivoca

El buen líder escucha y habla con sus colaboradores
11 noviembre, 2021

No son pocas las empresas que se han ido al traste gracias a un jefe de los de antes, de esa época en la que el jefe era “infalible”. No importaba si lo que decía tenía o no sentido, si lo discutías, tus días en la empresa estaban contados. Esos jefes se rodeaban  de colaboradores que “tragaban” con todo, que le reían todas las gracias dando como resultado la aplicación de malas decisiones y resultados nefastos para la empresa. Sin embargo, el error es inerte al género humano, por muy jefe que seas, nadie está libre de él. El líder de nuestros días, el líder moderno, se equivoca igual que el antiguo, pero a diferencia de éste, no lo oculta; crea un ambiente de empatía que permite que sus colaboradores opinen e incluso corrijan esos errores.

Todo proyecto, toda empresa está sujeta al posible error y al fracaso, éstos son parte del juego. Sin embargo, tanto el líder como su equipo, debe aflorarlos y ponerles solución.

Hay que poner la vista en el objetivo y, ante un error, reaccionar rápido y volver a la senda que nos lleve a conseguir el objetivo.

Los consultores no suelen hablar de “cómo evitar el fracaso”, suelen hablar de cómo afrontarlo y revertirlo. Veamos seis puntos que me parecen importantes, no ordenados cronológicamente en el tiempo ni por su importancia:

  1. Enfréntate a tus errores: el líder “no escurre el bulto”, se enfrenta a él, lo reconoce y busca formas de ponerle remedio.
  2. Sé realista: tapar el error con explicaciones demagógicas sólo hace que empeorar la situación y que, como líder, pierdas tu credibilidad. Blanco es blanco y negro es negro, no busques grises.
  3. Sé humilde: el líder eres tú, no descargues la responsabilidad de tu error en tus colaboradores. Si te advirtieron y no atendiste a sus razones, libéralos de toda responsabilidad y carga tú con ella.
  4. Reacciona rápido: una vez detectado tu error, no dejes pasar tiempo en reaccionar, encáralo y céntrate en su solución.
  5. Empatiza: identifica a tus aliados, a tus colaboradores de confianza, son los que creen lo suficientemente en ti como para acompañarte en el error.
  6. Pide opinión, escucha: si lo haces, te evitarás muchos errores al mismo tiempo que das moral a tu equipo. Sentirse escuchado y valorado es de los mejores pagos en especie que un líder puede ofrecer a sus colaboradores.

El líder, manejando de forma correcta sus errores, puede sacar mucho provecho de ellos, sobre todo, en cuanto a retención y potenciación de talento. Sus colaboradores crecerán profesionalmente y se sentirán valorados.


Autor: Jordi Gimeno, veterinario. Linkedin

Y, recuerda, si necesitas más información sobre este tema, no dudes en solicitármela escribiendo a jordi@jglobal.com.es.