Caso VetAid: Fénix
10 septiembre, 2019

Una nueva opción de vías respiratorias para los veterinarios

Por Ivan Crotaz, BVetMed MRCVS

Los dispositivos v-gel® son tubos para anestesia conocidos como Dispositivos supraglóticos para vías respiratorias (SGADs). Se sitúan dentro de la faringe y forman un sellado de tipo máscara sobre la laringe y la tráquea. En el otro extremo se conectan al circuito anestésico mediante un conector estándar. Los dispositivos SGAD no penetran en la laringe ni en la tráquea, por lo que ofrecen a los veterinarios una forma más segura de gestionar las vías respiratorias durante la anestesia.

Los dispositivos SGAD se utilizan de forma rutinaria en el campo de la anestesia en humanos porque ofrecen un riesgo mucho menor de colocación incorrecta en el esófago y los bronquios en el momento de la inserción y evitan el riesgo de causar traumas traqueales y laríngeos, provocando dolor en la garganta y tos después de la operación. Los dispositivos SGAD para humanos tienen una forma inadecuada para la anestesia veterinaria y son difíciles de usar de forma fiable en especies no primates.

v-gel para conejos
Figura 1 – v-gel para conejos (aspecto dorsal)
v-gel para gatos
Figura 2 – v-gel para gatos (aspecto dorsal)

Los dispositivos v-gel® (Figuras 1 y 2) son SGAD diseñados anatómicamente para funcionar de manera efectiva en especies de animales domésticos. En la actualidad están disponibles en varios tamaños para gatos y conejos, aunque próximamente aparecerán modelos para otras especies. Los dispositivos SGAD actúan como una máscara sobre la apertura de la laringe, sin llegar a tocar la laringe ni la tráquea. Tienen la ventaja adicional de una punta esofágica que penetra y sella la parte superior del esófago y ayuda a bloquear el reflujo gástrico esofágico para que no penetre en el sistema respiratorio. Aunque los dispositivos v-gel® representan un método completamente nuevo para gestionar las vías respiratorias durante la anestesia veterinaria, el concepto es sencillo: es una vía para guiar el flujo de gas anestésico, sellando dentro de la faringe (Figura 3), en lugar de dentro de la tráquea, como suele ser el caso en la intubación traqueal tradicional.

Sellado mediante v-gel dentro de la faringe, sobre la laringe y la tráquea
Figura 3 – Sellado mediante v-gel dentro de la faringe, sobre la laringe y la tráquea

¿Cuáles son las ventajas clave que ofrece v-gel® a los veterinarios sellando en la faringe?

  • La colocación del dispositivo es más sencilla y rápida, y al mismo tiempo se evita el riesgo de colocación incorrecta sobre el esófago y los bronquios.
  • Al no penetrar en la tráquea ni en la laringe, se evitan los daños en los cilios, la necrosis traqueal, el sangrado y la perforación traqueal, reduciendo el riesgo de espasmos en la laringe, todas ellas causas de dolores en la garganta tras la operación o de dolencias graves.
  • Un método de gestión de las vías respiratorias más seguro para  procedimientos dentales.

Colocación más rápida y sencilla que aumenta la seguridad:

La colocación de v-gel® es más rápida, fiable y sencilla que el proceso tradicional de intubación en gatos (2,5 segundos) y especialmente en conejos (8 segundos). Esto significa que los veterinarios tendrán un control mucho más rápido de la respiración y del suministro del gas anestésico al paciente.

Los dispositivos v-gel® han sido diseñados para flexionarse automáticamente y guiarse solos hasta colocarse en el lugar correcto. v-gel® siempre se flexiona dorsalmente sobre la laringe y acaba con la punta de sellado ubicada en la parte superior del esófago y con el canal de las vías respiratorias abierto sobre la entrada de la laringe (Figura 3).

La rápida colocación se une a la protección frente a colocaciones incorrectas accidentales (algo común en los métodos tradicionales de gestión de las vías respiratorias) en el esófago o los bronquios.

Evitar el contacto con la laringe y la tráquea aumenta la seguridad:

Los veterinarios prestan una gran atención a reducir los traumas en la laringe y la tráquea cuando utilizan procesos tradicionales de intubación. Desgraciadamente, en ocasiones se pueden producir traumas traqueales en forma de desgarro, contusiones o necrosis en la tráquea. Otro tipo de trauma traqueal que resulta inevitable independientemente del tipo de técnica de intubación empleado es el de los daños en los cilios traqueales.

La mucosa traqueal está formada por un epitelio columnar ciliado pseudoestratificado, equipado con células calciformes. La superficie de la tráquea está cubierta por una densa alfombra de células ciliadas; varios cientos de cilios por célula latiendo unas cien veces por minuto para generar una pegajosa capa de mucosa hacia arriba de la faringe, eliminando las bacterias y las partículas extrañas del sistema respiratorio (el escalador mucociliar). Por tanto, los cilios traqueales desempeñan una función vital en las defensas inmunes naturales del sistema respiratorio. Existen muchos documentos científicos que demuestran que los métodos tradicionales de intubación tienen el efecto inevitable de arrancar los delicados cilios de la superficie epitelial.

Entonces, ¿por qué es esto importante? Tras los daños, el escalador mucociliar se recupera lentamente, y, durante una semana de mal o nulo funcionamiento del sistema inmune, el paciente se expone a un aumento del riesgo de contraer infecciones respiratorias como traqueítis bacteriana y neumonía, lo cual puede ser peligroso y en algunos casos incluso fatal. Algunas señales clínicas de estos daños son el dolor en la garganta y la tos, lo cual podría aumentar el estrés del paciente, comprometer su apetito y también la capacidad de tomar medicación oral, todo lo cual podría contribuir a un retraso en la tasa de recuperación de los pacientes. Debido a que el v-gel® no toca la tráquea, simplemente no dañará nunca los cilios traqueales.

epitelio traqueal con daños y epitelio traqueal sin intubación
Epitelio traqueal con daños y epitelio traqueal tras sin intubación

Los traumas mecánicos son una causa importante de espasmos laríngeos, especialmente en los gatos, durante las anestesias en las que se utiliza el proceso tradicional de intubación. v-gel® evita también el contacto con las estructuras sensibles de la laringe y, por ello, evita isquemias de la mucosa de la laringe, posibles necrosis y los daños mecánicos a los cartílagos aritenoides.

Entonces, ¿por qué el v-gel® no causa ningún trauma cuando se coloca en la faringe? Es porque la faringe está alineada con una capa epitelial estratificada muy dura diseñada para aguantar los movimientos de bolos alimenticios duros. El v-gel® está fabricado con silicona médica supersuave que se ha diseñado con una forma anatómica para adaptarse a la forma de la faringe. Esto ofrece una combinación entre un excelente sellado de las vías respiratorias y la comodidad y la protección para los tejidos faríngeos.

Aumenta la seguridad en odontología:

En un estudio publicado, el 70% de los ingresos hospitalarios por roturas traqueales iatrogénicas estaban asociados a cirugías dentales. Estas roturas estaban casi siempre relacionadas con la inflación de los manguitos. De nuevo, sin tocar la tráquea, es imposible que el v-gel®  cause este tipo de daños.

Los beneficios de v-gel® se hacen más patentes en los procedimientos dentales. El hecho de que llene la faringe de forma automática ofrece protección ante la aspiración de fluido dental, aunque siempre se recomienda colocar gasas quirúrgicas de algodón próximas al cabezal del v-gel® para absorber el fluido. La parte oral del v-gel® se puede mover y reposicionar dentro de la boca sin variar la posición del cabezal del v-gel® sobre la laringe. Como el v-gel® no hace contacto traqueal, no es necesario preocuparse por posibles traumas laríngeos ni traqueales provocados por los movimientos inevitables del tubo a medida que se reposiciona la cabeza durante la cirugía.

Ventajas adicionales de seguridad de usar v-gel®

La gestión endotraqueal de las vías respiratorias por su naturaleza debe estrechar las vías respiratorias a medida que se introduce en la tráquea. La resistencia de las vías respiratorias aumenta rápidamente a medida que se reduce el diámetro: una reducción a la mitad de las vías respiratorias resulta en un aumento de la resistencia de las vías respiratorias (o del esfuerzo requerido para respirar) de dieciséis veces. Obviamente, cuanto menor sea el esfuerzo de los pacientes para poder ventilar los pulmones, mayor seguridad para ellos. Como v-gel® forma un sellado sobre la parte superior de la laringe, el diámetro de vías respiratorias del que disponen los pacientes para respirar se puede mantener desde la tráquea hasta el circuito de la anestesia, por lo que v-gel® resulta más seguro.

Los puntos de amarre del conector del v-gel® y las anillas de sujeción alrededor del tubo hacen que sea sencillo y rápido atar los dispositivos v-gel® de forma segura impidiendo cualquier desplazamiento o rotación una vez se encuentre posicionado en el paciente.

Un sellado de alta calidad en la faringe sin la preocupación de causar traumas significa que hay un mayor control sobre la entrega de gas al paciente. También evita someter al veterinario y al técnico a los riesgos para la salud que supone una posible fuga de gases anestésicos, doblemente importante si hubiera personas embarazadas entre los miembros del personal.

v-gel® ha sido diseñado teniendo en cuenta la protección frente a infecciones cruzadas. Esto lo logra gracias a que sus materiales se pueden lavar y limpiar previamente en agua y posteriormente limpiar con una solución enzimática, tras un secado exhaustivo, mediante esterilización en un autoclave estándar de vapor (máximo 250º F).

Cuándo utilizar v-gel®

Los dispositivos v-gel® son apropiados para diversos procedimientos, incluyendo cirugías selectivas como la esterilización y la castración, procedimientos abdominales y ortopédicos, tanto rutinarios como de emergencia, cirugías en la cabeza en las que sea necesaria una flexión extrema del cuello, cirugía dental en gatos, cirugía dental en conejos (incluyendo la extracción de incisivos, la reducción de espolones, las extracciones extraorales de molares y algunas extracciones intraorales de molares) y procedimientos de emergencia en los que sea necesaria una gestión de las vías respiratorias con inserción a ciegas ultrarrápida. En la actualidad son utilizados por muchos veterinarios de todo el mundo y la técnica de gestión de las vías respiratorias v-gel® SGAD se enseña ya a nivel internacional en las principales instituciones de enseñanza veterinaria.

Conclusión

Los dispositivos v-gel® son una nueva opción para que los veterinarios mejoren la seguridad durante la anestesia. Provienen de una larga y  establecida tradición de dispositivos supraglóticas para vías respiratorias utilizados de forma común en la anestesia con humanos. Ofrecen a los veterinarios una forma de reducir el riesgo de trauma en las vías respiratorias, minimizar el tiempo necesario para ventilar y estabilizar a los pacientes y reducir el dolor y la incomodidad durante la fase de recuperación de la anestesia. La gestión supraglótica de las vías respiratorias es un componente eficaz en nuestros esfuerzos para lograr una anestesia aún más segura.


Acerca del autor

Ivan Crotaz BVetMed MRCVS se graduó en el Royal Veterinary College de Londres, Reino Unido. Trabaja en la derivación de pequeños animales y conejos en el Reino Unido. Ivan imparte cursos de Desarrollo profesional continuo sobre medicina, odontología y anestesia en conejos además de realizar estudios e impartir cursos a nivel internacional sobre la gestión de vías respiratorias en la anestesia veterinaria.